Visitar los Manglares de Tumbes en tu viaje al norte de Perú

Avistamiento de aves en el Parque Nacional Cerros de Amotape de Tumbes

En la costa fronteriza del Perú con Ecuador, se encuentra uno de los ecosistemas más productivos del planeta, el Santuario Nacional Los Manglares de Tumbes (SNLMT), un lugar con gran diversidad de invertebrados acuáticos, aves, mamíferos, así como algunas especies de animales en peligro de extinción como el cocodrilo americano o cocodrilo de Tumbes.

Los manglares se encuentran exactamente a 24 kilómetros de la ciudad de Tumbes, y cuenta con cuatro especies de mangle (árbol de aguas fangosas) que lo caracterizan y que es el hábitat de una amplia gama de especies. Estos mangles son el Mangle Rojo, el Salado, el Mangle Blanco y el Mangle Botón.

Lea tambien: Hotel Royal Decameron Punta Sal de Tumbes con sistema Todo Incluido

Cabe señalar que el manglar es un tipo de ecosistema de zonas tropicales que lleva el nombre del mangle, que es un árbol que se ha adaptado de manera anatómica y fisiológica a las aguas salinas y que solamente crece en lugares inundados por el mar y a la vez por una fuente de agua dulce.

Estos manglares están llenos de laberintos, pantanos y canales de marea que se convierten en el refugio y fuente de alimento de muchísimas especies como peces, moluscos, crustáceos y una variedad de fauna.

Actualmente este santuario ha logrado una gran importancia por ser la única muestra representativa de los bosques de manglares de Perú. A la vez produce gran cantidad de sedimentos y materia orgánica que va ganando terreno al océano, además es una barrera natural contra la erosión que son producidas por las olas y las mareas, y también provee de leña, puntales y estacas.

Asimismo, este santuario posee recursos que extraen los pescadores artesanales para la alimentación de los pobladores de la zona, igualmente son áreas importantes para el turismo, el desarrollo de campañas de sensibilización pública, la investigación científica y la educación ambiental.

Por otro lado, el visitante que llega a este extremo costero del norte peruano, es inevitable probar las delicias culinarias como es el cebiche de conchas negras, o también de langostinos o de cangrejos.

Y como actividades turísticas se puede tomar fotografías del paisaje, así como sus diversas especies. También se puede hacer trekking ya que existen terrenos para explorar o descubrir a profundidad la belleza de estos manglares a través de paseos en embarcaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *